Acentuando la importancia de la agricultura en la actualización de la NDC de Guatemala

Guatemala, 18 de junio de 2020 - Si bien Guatemala está revisando actualmente sus compromisos climáticos a través de la actualización de su NDC, a ser presentada a la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) en noviembre de 2020, el país está dando mayor énfasis a los sectores agrícolas en esta ocasión. Implementar y mejorar el sistema de monitoreo del sector e identificar medidas clave de adaptación son esenciales para desarrollar una NDC más ambiciosa.

El año 2020 representa un hito clave con respecto a la acción global contra el cambio climático. Por primera vez desde 2015, los países fortalecen sus contribuciones determinadas a nivel nacional (NDC por sus siglas en inglés) con el objetivo de ir más allá de los actuales objetivos nacionales de acción climática. El aumento de la ambición y la actualización de las medidas en los planes nacionales son un paso más para alcanzar las metas del Acuerdo de París en descarbonizar las economías globales y mejorar la resiliencia.

Teniendo en cuenta los impactos del cambio climático que ha tenido que enfrentar el país en los últimos años, especialmente dentro del sector agrícola, es aún más importante para Guatemala ampliar los esfuerzos en la acción contra el cambio climático, que reestructuren el sector agrícola y desarrollen resiliencia. La incorporación de objetivos más ambiciosos y explícitos para el sector agrícola en la NDC representa una gran oportunidad para ganar una mayor visibilidad para el sector en políticas nacionales frente al cambio climático.

El Fondo para el Fortalecimiento de las NDC (NDC Enhancement Facility), una colaboración conjunta de la FAO y el PNUD, busca fomentar este proceso en Guatemala. Financiado por IKI (Iniciativa Climática Internacional), este fondo es una continuidad del programa NAP-Ag (Integración de la Agricultura en los Planes Nacionales de Adaptación) (2015-2020). Es una iniciativa concebida para apoyar a nueve países, Guatemala siendo uno de los tres países en Latinoamérica y el Caribe que trabajan actualmente en este esfuerzo, entre marzo y junio de 2020, para priorizar y actualizar sus contribuciones determinadas a nivel nacional (NDC) en este sector.

El programa NAP-Ag representa una base importante a lo largo de los últimos cinco años, ya que, entre otros, contribuyó a la implementación del Plan de Acción Nacional sobre Cambio Climático (PANCC), en particular en los capítulos sobre Agricultura, Ganadería y Seguridad Alimentaria y la Gestión de Recursos Hídricos. Como continuación de este trabajo preliminar, el Fondo de Fortalecimiento de NDC apoya al Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) y al Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA) en mejorar las estrategias generales de adaptación del sector agrícola, que contribuyan específicamente a la NDC del país.

Aunque las actividades del proyecto tuvieron que ser rediseñadas debido a las circunstancias que generó la pandemia COVID-19, éstas se están desarrollando con el mismo énfasis. Por ejemplo, una de las actividades abarca el fortalecimiento de capacidades en monitoreo y evaluación, que se realiza de manera virtual a través de varias sesiones con distintos grupos de actores institucionales en tres niveles: a) el nivel operativo de campo con generadores y/o proveedores de información (extensionistas del sistema nacional de extensión rural SNER); (b) el nivel operativo intermedio con los procesadores de información para los reportes (jefes de extensión, delegados y jefes sub-nacionales); y (c) el nivel de gerencia de programas con los interpretadores de la información y generadores de reportes (jefes y directores a nivel central, MAGA y MARN).

Este ejercicio respalda el objetivo general de los ministerios de consolidar un sistema de monitoreo, evaluación y reporte (MER) para la adaptación del sector agrícola, el cual se incluirá como plataforma informática en el SIPSE (Sistema de Planificación, Seguimiento y Evaluación), del  Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (MAGA) con la finalidad que en el futuro próximo logre vincularse con el Sistema Nacional de Información de Cambio Climático (SNICC), hospedado en el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales (MARN).

Otra actividad clave abarca la identificación y priorización de prácticas o medidas de adaptación para el sector agrícola de Guatemala. Después de haber mapeado los principales actores y socios interesados, se identificaron las estrategias de adaptación a través de talleres participativos previos al confinamiento. Posteriormente se están priorizando estas estrategias a través de grupos focales virtuales con distintos sectores vinculados a la toma de decisiones. Entre ellos, el Sistema Guatemalteco de Ciencias del Cambio Climático y la Mesa de Adaptación.

Aunque la NDC actual de Guatemala incluye al sector agrícola de alguna manera, la inminente revisión de su NDC presenta una oportunidad para abrir foros de discusión sobre las oportunidades disponibles para lograr las metas nacionales frente al cambio climático a través del sector agrícola y la sustentabilidad de los sistemas alimentarios. A la vez también fomenta el apoyo necesario para reforzar medidas de adaptación en este sector del país, que son esenciales para mejorar la resiliencia de las familias de agricultores, sus comunidades y su territorio.

Last Updated: 19 Jun 2020