El Fondo Verde para el Clima invierte US$ 23,1 millones en la construcción de la resiliencia climática en Mongolia

Proyecto apoyado por el PNUD para beneficiar a cerca de un millón de personas vulnerables en una nación donde el cambio climático amenaza los recursos naturales y los ecosistemas frágiles

Songdo, 10 Noviembre 2020 – En la 27ª reunión de su Junta, el Fondo Verde para el Clima (GCF, por sus siglas en inglés) aprobó hoy una nueva subvención de 23,1 millones de dólares para fortalecer la resiliencia climática de las comunidades de pastores en Mongolia. Aproximadamente 26.000 hogares (130.000 personas), que viven en cuatro de los aimags (provincias) occidentales y orientales más remotas y vulnerables del país, se beneficiarán y otros 160.000 hogares (800.000 personas) se beneficiarán indirectamente, alrededor de una cuarta parte de la población nacional de Mongolia.

El proyecto reúne la gestión de recursos naturales basada en el clima y las prácticas ganaderas sostenibles, basándose en enfoques cooperativos tradicionales entre pastores y al mismo tiempo introduce tecnologías innovadoras para la trazabilidad de productos ganaderos de origen sostenible.

La iniciativa ,apunta a mejorar la generación y el uso de datos de pronóstico climático en la toma de decisiones; rehabilitar tierras degradadas y zonas de captación; mejorar las prácticas de gestión del agua y las tierras de pastoreo de los pastores; y fortalecer el acceso de los pastores a los mercados de productos pecuarios de origen sostenible. Fundamentalmente, también apoyará las transformaciones de políticas necesarias para promover prácticas sostenibles de gestión de pastos y ganado.

Mongolia está sujeta a una variedad de desastres naturales, que incluyen inviernos duros, sequías, nieve y tormentas de polvo. El cambio climático está multiplicando los desafíos: durante la última década, la magnitud y frecuencia de tales desastres se han multiplicado varias veces, con costos económicos estimados alrededor de $ 10-15 millones anuales. Los desastres cobran un alto precio en el ganado y los medios de vida rurales.

El aumento de las temperaturas, junto con la disminución de las precipitaciones, ha provocado una tendencia a la sequía que afecta los pastos y las fuentes de agua, y el desplazamiento de las zonas naturales, lo que a su vez tiene un impacto en los recursos naturales de los que dependen los pastores y el ganado.

La COVID-19 ha expuesto aún más la vulnerabilidad del sector ganadero a las crisis, con las fluctuaciones en la demanda agravando los desafíos existentes y reforzando la importancia de la recuperación verde y el crecimiento resiliente.

“Los impactos del cambio climático son una gran preocupación en Mongolia, contribuyendo a la degradación de la tierra y la desertificación”, dijo el Ministro de Medio Ambiente y Turismo, H.E. S.E. Sra. Sarangerel Davaajantsan. “Con la subvención del Fondo Verde para el Clima que complementa 56.2 millones del Gobierno, este proyecto contribuirá a un cambio de paradigma hacia un desarrollo sostenible más resiliente al clima, particularmente con un enfoque en la reducción del riesgo de desastres”.

Según el Ministro, a través del proyecto se “obtendrán múltiples beneficios, incluido el apoyo a los medios de vida de las familias de pastores vulnerables al ofrecer más opciones, pero también un mejor acceso a los mercados en los que pueden vender sus productos, un beneficio socioeconómico significativo. Al mismo tiempo, también traerá considerables beneficios ambientales a largo plazo, incluidas áreas de cuencas fluviales y terrestres rehabilitadas más resilientes, y una mejor conservación de los recursos hídricos, al tiempo que fortalece la gestión de desastres y la planificación del desarrollo para construir Mongolia mejor hacia adelante".

Desarrollado durante varios años con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y en estrecha consulta con el Gobierno de Mongolia, las comunidades, los socios para el desarrollo y el mundo académico, el nuevo proyecto de siete años será dirigido por el Ministerio de Medio Ambiente y Turismo, junto con el Ministerio de Alimentación, Agricultura e Industria Ligera como socio clave.

Entre sus enfoques clave estará:

  • Trabajar con la Agencia Nacional de Meteorología y Monitoreo Ambiental, y la Agencia Nacional de Gestión de Emergencias, hacia una planificación informada sobre los riesgos climáticos
  • Trabajar con las comunidades de pastores para mejorar la cooperación en el uso sostenible y la administración de la tierra y los recursos hídricos compartidos
  • Apoyar la rehabilitación de áreas degradadas, incluidas 2.500 hectáreas de reforestación de cuencas
  • Mejorar el acceso al agua mediante la protección de manantiales naturales, la construcción de nuevos pozos de agua, la rehabilitación de pozos existentes y medidas de recolección de agua
  • Identificar asociaciones público-privadas-comunitarias para productos ganaderos de origen sostenible y resistentes al clima
  • Y trabajar con el Ministerio de Alimentación, Agricultura e Industria Ligera para mejorar la trazabilidad de productos ganaderos resistentes al clima y de origen sostenible

El proyecto también pondrá un fuerte énfasis en las voces de las pastoras y los hogares encabezados por mujeres en la toma de decisiones, asegurando una representación equitativa en la capacitación y las actividades comunitarias, y el acceso y control de los recursos.

“Como socio de confianza del Gobierno de Mongolia, el PNUD se complace en implementar conjuntamente este proyecto intersectorial transformador que llega en un momento crítico, un momento en el que los desafíos para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) se han duplicado debido a los impactos adversos de COVID. 19, especialmente, para comunidades marginadas y rurales”, dijo la Representante Residente del PNUD en Mongolia, Elaine Conkievich.

"En conjunto, las intervenciones ayudarán a reducir la volatilidad y, por lo tanto, las pérdidas causadas por los impactos climáticos, ayudarán a diversificar los ingresos de los hogares, reducirán la presión sobre los recursos de los pastizales y promoverán el uso responsable y justo de los recursos limitados", aseguró.

El diseño del proyecto se vincula estrechamente con el Programa de Acción Nacional sobre Cambio Climático de Mongolia, Visión 2050 y las políticas relacionadas con el sector ganadero, así como con sus Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional en virtud del Acuerdo global de París.

Se espera que la implementación comience a mediados del 2021. Para obtener más información, visita la página web del proyecto (en inglés): https://www.adaptation-undp.org/projects/improving-adaptive-capacity-and-risk-management-rural-communities-mongolia-0

Acerca del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo

El PNUD es la principal organización de las Naciones Unidas que lucha para acabar con la injusticia de la pobreza, la desigualdad y el cambio climático. Trabajando con nuestra amplia red de expertos y socios en 170 países, ayudamos a las naciones a construir soluciones integradas y duraderas para las personas y el planeta. www.undp.org

Acerca del Fondo Verde para el Clima

El Fondo Verde para el Clima (GFC), el fondo más grande del mundo dedicado al financiamiento climático, apoya a los países en desarrollo para reducir sus emisiones de carbono y fortalecer su resiliencia al cambio climático. Establecido por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) en 2010, el GFC es una entidad operativa del Mecanismo Financiero de la CMNUCC que también sirve al Acuerdo de París. El GFC lleva la financiación climática a donde más se necesita: en los países menos desarrollados, los pequeños estados insulares en desarrollo y los estados africanos.

Provincias objetivo

Notas adicionales a los editores

UNDP is working with the Government of Mongolia on a range of climate change-related initiatives, including accelerating efforts to implement its Nationally Determined Contribution (NDC) under the global Paris Agreement, and, under the NDC Support Programme and ‘Climate Promise’, supporting Mongolia to develop an NDC implementation strategy and set up a south-south cooperation on NDCs with other Central Asian countries.

El PNUD está trabajando con el Gobierno de Mongolia en una variedad de iniciativas relacionadas con el cambio climático, incluida la aceleración de los esfuerzos para implementar su Contribución Determinada a Nivel Nacional (NDC) en el marco del Acuerdo global de París, y, en el marco del Programa de Apoyo de NDC y la 'Promesa Climática', Mongolia para desarrollar una estrategia de implementación de NDC y establecer una cooperación sur-sur en NDC con otros países de Asia Central.

La economía de Mongolia depende en gran medida de los sectores de la agricultura y la ganadería, con una gran dependencia de los recursos naturales. La ganadería representa el 90%del sector agrícola y representa la mayor parte de las economías provinciales (alrededor del 85% ).

Los hogares de pastores son particularmente vulnerables a los impactos del cambio climático. Los aimags objetivo del proyecto se encuentran en las remotas regiones occidentales y orientales, que han estado constantemente entre las más vulnerables al cambio climático.

Durante los últimos 70 años, la temperatura media anual del aire en Mongolia ha aumentado 2,1°C. Las lluvias anuales y de verano han disminuido y se espera que sigan disminuyendo, mientras que las nevadas invernales tienden a aumentar. La precipitación anual promedio (90%de la cual cae en forma de lluvia durante abril-septiembre) ha disminuido en un 10%durante los últimos 70 años, lo que resulta en una mayor aridez general, particularmente durante el verano. Las sequías estivales más frecuentes seguidas de un aumento de las nevadas invernales contribuyen a eventos dzud más extremos que provocan grandes pérdidas de ganado.

Los modelos de circulación general proyectan que Mongolia estará más caliente en 2,56°C y 5,16°C para 2050 y 2090 respectivamente. Los estudios sugieren además que para el este de Asia a finales de siglo, es probable que los eventos de precipitación diaria máxima de 1 en 20 años se conviertan en eventos de 1 en 4 años a 1 en 15 años, y el día más caluroso en 20 años probablemente se convertirá en eventos anuales o de 1 en 2 años (referencia IPCC).

Se espera que las necesidades de adaptación aumenten significativamente a medida que se intensifican los impactos del cambio climático.

For Further Details:

Erdenesukh Otgonbayar | Communications Officer, UNDP in Mongolia | Ph. +976-11-327585 (ext-1133) | +976-9909 6434 | E. erdenesukh.otgonbayar@undp.org

Bunchingiv Bazartseren | Environment Team Leader, UNDP Mongolia | E. bunchingiv.bazartseren@undp.org

Mariana Simões | Regional Technical Specialist, Climate Change Adaptation, UNDP | mariana.simoes@undp.org

Last Updated: 10 Nov 2020